• Sáb. May 18th, 2024

Juan Pablo Córdoba explica que está impidiendo la inversión extranjera en Colombia – Sector Financiero – Economía

PorNancy Ramos

Mar 3, 2023

Asumiendo que el Gobierno está haciendo bien la tarea en materia fiscal, con la reforma tributaria, el compromiso de cumplir con el reglamento fiscal y el Plan Financiero de 2023, así como con el ajuste gradual en los precios de los combustibles, su esfuerzo no se está reflejando en un buen ambiente de cara a los mercadoslos inversionistas y los empresarios del país.

(Lea también: Inversión extranjera: gracias al primer semestre fue record en el 2022).

Y una de las razones es que las propuestas de reformas, como la laboral, de salud y pensional, así como algunas políticas sectoriales parecieran ir en contra de ese esfuerzo fiscal, a lo que se suma también la falta de claridad y coherencia en el modelo económico que se quiere implementar desde el Gobierno.

Lo dice Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), para quien ese cúmulo de circunstancias está presentando mucha incertidumbre y percepción de alto riesgo en el país, al tiempo que impide que la inflación comience a ceder, presionado hoy, ya no por los altos costos de los alimentos, las materias primas o los problemas logísticos, sino por una marcada devaluación de nuestra moneda.

¿Qué es lo que impide que la economía luzca bien ante los ojos de los inversionistas?

Hay que escuchar que en el corto plazo hay un elemento que está afectando a toda la población y es que los precios de los bienes están muy altos y aunque todos tenemos la esperanza de que la inflación commeience a bajar pronto, esto no será así, ya lo estamos viendo para abril o mayo, por lo que el Banco de la República tendrá que seguir experimentado sus tasas y eso le pegará muy duro al crecimiento económico. Pero un elemento que no se ha conversado es que en la conversación de la inflación la devaluación se juzga como un papel muy importante en la medida en que de la devaluación depende el 50 o 70 por ciento de la canasta de bienes. Lo que se hace por un lado se puede deshacer por otro. Entonces, por más que yo quiera controlar la inflación, si no hago algo para que la devaluación no continúe galopante, todos los esfuerzos que realice se van a devolver.

(De interés: Estos son los alimentos que sousieron de precio, según Corabastos).

Sí, una devaluación progresiva de dónde viene…

De la pérdida de confianza y un poco el mensaje para el Gobierno es que la devaluación tiene un enorme componente de expectativas, de confianza, de credibilidad. Colombia se ha devaluado más que otros países de la región por el ruido que ha generado desde las propias iniciativas, los mensajes del Gobierno y la confusion sobre el nuevo modelo economico que se quiere implementar y eso se esta manifestando en la tasa de cambio.

¿Cómo recuperar o generar confianza y credibilidad?

Se lo digo de frente, the estamos echando gasolina al fuego via the loss of trust. Medidas como intervenir los servicios públicos, el congelamiento en los peajes, no sufrir el precio del diésel, con el ánimo de contentar la inflación, pierde eficacia vía tasa de cambio. Es más costoso para el ciudadano de a pie el efecto inflacionario vía devaluación por la pérdida de confianza qu’implica ese tipo de medidas. To freeze los peajes ya nos terminaron un problema de aquí en adelante porque esos contratos ya están desfinanciados y arreglar ese lío es enorme desde el punto de vista fiscal y un problema de credibilidad en las reglas de juego para futuras concesiones, y eso se traduce, además, en menor confianza y mayor devaluación. Lo mismo ocurre con las tarifas de servicios públicos y la solución que no controla la tarea de cambio. Es construir un paquete completo que se haya sentido, que sea coherente, genere la confianza y la credibilidad de que las cosas van bien.

Juan Pablo Córdoba, es el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia.

Foto :

Milton Díaz / El Tiempo

(Puede leer: Reforma laboral: abecé de los cambios que le tocarán directamente).

¿Por dónde empezar?

Lo primero, abandonar el discurso negativo de muchos representantes del Gobierno, de criticar todas las cosas que no funcionan, todo lo malo que tenemos y más bien construir unos mensajes de coherencia que permitan tranquilidad de que todas las variables qu’afectan a la economía están sobre la mesa y se entienden todas las dimensiones de lo que se hace como Estado, porque los inversionistas, los que financian al Estado no ven con claridad que hay una comprensión de cómo interactúan todos estos elementos. Yo lo que veo es que hay enormes consensos sobre los qué (hacer), como las reformas, pero no sobre los cómo (hacerlo). Creo que esa conversación se puede de enderezar fácil, porque una política pública que se impone no será tenible, pero si se construye sobre el consenso tendrá un futuro unas mayorías que la van a defender.

¿Qué tanto golpea esto la inversión?

El ministro Ocampo (José Antonio) ha hecho una tarea muy juiciosa y responsable en el manejo fiscal de la reforma tributaria

Colombia debería ser la niña de los ojos de toda la comunidad internacional porque tiene todo para que en esta coyuntura que estamos viendo pueda ser un jugador de preferencia del mundo y no lo estamos haciendo por las señales que estamos enviando desde el país. En el tema de los hidrocarburos, los más tristes son los que creen en Colombia y buscan invertir acá, acelerar el empleo, recursos para las comunidades, impulsando las exportaciones. Se necesita las politicas y las condiciones para ello. El ministro Ocampo (José Antonio) ha hecho una tarea muy juiciosa y responsable en el manejo fiscal, la reforma tributaria puede que tenga elementos que no generen un consenso total, pero lograr traer nuevos recursos para financiar los gastos es algo muy prudente y responsable; el compromiso de cumplir la regla fiscal y el plan financiero también, esto es responsable, se está haciendo la tarea, pero perdemos ese esfuerzo con todo lo demás.

En esa búsqueda de consenso el Gobierno sí escucha al empresariado…

Hay algo que genera desconcierto y es que el Presidente (Petro) ha sido muy reiterativo en decir que ‘escuchamos, hagamos las propuestas, estamos aquí para construir juntos, estamos abiertos al diálogo’, pero la sensación es que no nos escucha. No vemos mucho ánimo de conversación, o se escucha pero no se nos tiene en cuenta, por eso ha sido difícil la construcción de consensos sobre lo que hay que hacer. Nuestros intereses en Colombia serán buenos para usted en el Gobierno también, pero las propuestas tienen que vienen soportadas en temas técnicos, en estudios, en el acervo de conocimiento que hay, tanto en el sector privado como en el público y en la universidad. Todos los que hemos trabajado estos temas, si nos dicen, venga construyamos algo que le haga sentido para el país, estamos listos para ayudar. Y de nuevo, creo que hay consenso sobre qué se quiere lograr y hay consenso en muchos temas técnicos sobre cómo se puede hacer las cosas. Creo que soy consciente de que las personas que quieran ayudarte tendrán que contribuir, donde necesitas tener una invitación.

¿Dónde queda el mensaje para los jóvenes?

La propuesta que se les haga debe ser algo que los ilusione, que les permits soñar que estando en Colombia podrán desarrollarse, no solo profesional y laboralmente sino también como seres humanos, que podrán tener familia a la que le pueden dar el sustento y calidad de vida, con un sector privado poderoso que invierte y genera empleo, pero yo no he oído ese discurso que ilusione y sí estamos hablando de división, de cosas negativas, de lo que no funciona. Puede que nos demoremos 20 años, pero el mensaje en esa visión de país debe ser que todos cabemos. Esta revolución empieza mejorando las habilidades de los niños y jóvenes, mejorando aún la educación de cara a las necesidades de un mercado laboral que hoy requiere habilidades básicas de mejor calidad y capacitación técnica. Pero si estamos exportando la división, el odio, todo lo negativo, creo que ese discurso sería lo primero que hay que sacar de la conversación hay más bien para construir uno que ilusione.

Mas noticias

Con la reforma, a todos los trabajadores les disminuirían el salario el 1° de enero

Pesando una crisis, Avianca, Latam y JetSmar, mantienen interés en fusión con Viva

Ver más noticias sobre Honduras